26 de julio de 2022
Policiales

A 5 años de la desaparición de Johana Ramallo, su madre reclama "no más pibas desaparecidas"

Marta Ramallo, madre de Johana, desaparecida en el 2017 en un contexto de trata de personas y cuyo cadáver mutilado fue hallado en las costas de la ciudad de Berisso en agosto de 2018.
Marta Ramallo, madre de Johana, desaparecida en el 2017 en un contexto de trata de personas y cuyo cadáver mutilado fue hallado en las costas de la ciudad de Berisso en agosto de 2018.

Marta Ramallo, madre de Johana, desaparecida en el 2017 en un contexto de trata de personas y cuyo cadáver mutilado fue hallado en las costas de la ciudad de Berisso en agosto de 2018, reclamó "no más pibas desaparecidas", al cumplirse este martes 5 años de la última vez que vio a su hija con vida.

"Un 26 de julio (de 2017) mi hija me daba el ultimo beso sin saber que era la última vez que me besaba en la frente. Y qué iba a saber yo que era la última vez que la veía cuando me dijo: ´metete adentro que está lloviendo´. Hoy vuelve a llover y no me voy a meter adentro, yo salí en búsqueda de mi hija, como salimos todas las madres de femicidio", recordó Marta durante una jornada en memoria de la joven, en el Anexo de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

La mujer, emocionada pero con voz firme, aseguró: "No quiero más Johanas desaparecidas, no quiero que salgan más pibas de sus casas y nos las devuelvan en una urna y nos digan ´esta es la Johana que te devolvemos´".

En la jornada, que incluyó la señalización con la imagen de la joven, frente a los tribunales federales de La Plata, estuvieron presentes más de una docena de madres de mujeres víctimas de femicidios como Lucía Pérez Montero, Aracelli Fulles, Nadia Ferraresi y Claudia Salgán, entre ellas; además de Rosa Schonfeld, madre del estudiante Miguel Bru, torturado hasta morir por policías bonaerenses, cuyos restos no fueron aún hallados.

"Johana me falta todos los días, no sólo los 26 de julio. Hace 5 años estábamos compartiendo con mis hijos y su hermana, jugando a las cartas con su abuela. Johana se levantó, me pidió que le ate el pelo y me dijo que iba a volver", recordó Marta en su discurso.

La mujer relató su lucha para que la Justicia investigue la desaparición de su hija y cómo demoraron en identificar los restos humanos hallados en agosto de 2018.

"¿Cómo no se dieron cuenta ese 18 de agosto, cuando se levantó ese primer resto, que era el tatuaje que llevaba Johana en su pierna?. Ese tatuaje yo lo había denunciado, ¿cómo no se dieron cuenta que era ella?. Con qué impunidad se manejó la Justicia ordinaria que dejó los restos de Johana con un precinto, encajonado, tirada en una caja", señaló.

Comentarios