24 de noviembre de 2021
Causa Judicial
Interés General

Río Negro: tensión en El Bolson tras otro asesinato a un joven mapuche y un herido de gravedad

Se realizaron manifestaciones, y seguirían sucediendo, a causa de estos controversiales actos en el sur argentino.
Se realizaron manifestaciones, y seguirían sucediendo, a causa de estos controversiales actos en el sur argentino.

Tensión se vive en el territorio de El Bolsón, en la provincia argentina Río Negro, tras el asesinato por sicarios de un joven mapuche y otro herido de bala, pertenecientes a la comunidad lof Quemquemtreu que se mantiene en un "proceso de recuperación de tierras".

Elías Garay Yem, de 29 años, murió asesinado a tiros mientras Gustavo Cabrera, de 26 años, recibió el impacto de 2 balas el tórax y se encuentra internado de gravedad.

Según se ha denunciado, los responsables son dos sicarios que portaban armas de fuego e ingresaron a un área acordonada por efectivos policiales y ejecutaron con balas de plomo este domingo 21 de noviembre.

Un operativo de la brigada del COER (Cuerpos de Operaciones Especiales y Rescate) de la Policía de Río Negro mantiene cercado el paraje Cuesta del Ternero desde el 26 de septiembre y dentro de él a integrantes de la Comunidad Lof Quemquemtreu, que atraviesan un proceso de recuperación de tierras.

Sólo entran y salen los pobladores del lugar, previo fichaje por parte de las fuerzas. A pesar del fuerte operativo, dos personas de civil, con el argumento de haberse perdido mientras cazaban, llegaron a estar cara cara con dos comuneros de la lof.

Elías Garay fue asesinado de un tiro en la cabeza a menos de un metro de distancia. Otro comunero, Gonzalo Cabrera, recibió dos balazos en la panza y permanece internado en el hospital de El Bolsón. El ataque sucedió cordón policial adentro, sin registros de ingreso. Como indica el nombre de la Lof Quemquemtreu, “el sonar del río sobre las piedras”, ruge nuevamente por sangre derramada en una recuperación territorial.

A fines de octubre, el paraje de Cuesta del Ternero ya estaba rodeado por cordón policial del COER. Territorio adentro, dos personas de la Lof Quemquemtreu sonrían debajo de un pasamontañas, los ojos se les arrugaban. El suelo que pisaban era territorio recuperado.

El aire que se respiraba, el viento que azotaba y las pocas gotas de nubes pasajeras invitaban a pasar. Un kona (guerrero) de la comunidad relataba: “Una nueva recuperación es que también se vuelvan a reivindicar los territorios. Llevar conciencia a nuestra gente, volver a reivindicar los territorios, volver a recuperar. Es una unión del pueblo lo que se está dando, una nación que se está despertando.”

La arena, la ceniza y la tierra se acumulaban en los párpados de ambos y el relato continuaba: “Hoy en día se está volviendo a reconstruir lo antiguo, se está volviendo a lo que hacían nuestros abuelos”. Las palabras son de Elías, el comunero que ayer fue asesinado. “Sabemos lo que puede llegar a pasar, lo que nos pueda suceder. Lo que nosotros estamos haciendo está bien, y nuestra gente nos da el apoyo para que nosotros sigamos adelante”, reivindicaba Garay.

Este martes pasado, mientras fuera del Hospital de Área El Bolsón se concentraba gente en apoyo a Gonzalo Cabrera, la Ruta 40 era cortada en intersección con la avenida principal de la ciudad. En simultáneo, se celebraba el Día de la Tradición.

Los que celebraban la fecha tradicional se desplazaron hasta el corte de ruta donde se pedía por Elías y Gonzalo y lo desarmaron con agresiones: caballos, palos y facones en mano y mucha violencia. Tras dispersar el corte, al grito de “viva la patria”, se dirigieron hacia el hospital y arremetieron contra quienes allí se encontraban. La Policía, otra vez, sólo miró.

Comentarios