25 de junio de 2022
Policiales

La Matanza: un comerciante mató de un tiro en la cabeza a un ladrón

La secuencia comenzó en la calle Caseros al 300, en esa localidad del partido de La Matanza.
La secuencia comenzó en la calle Caseros al 300, en esa localidad del partido de La Matanza.

A poco más de siete meses del conmocionante asesinato de Roberto Sabo, el kiosquero que fue baleado a sangre fría, Ramos Mejía volvió a ser escenario de otro violento hecho de inseguridad, que terminó con un delincuente muerto con un disparo en su cabeza.

La secuencia comenzó en la calle Caseros al 300, en esa localidad del partido de La Matanza. Mientras un hombre descargaba bidones de la caja de su camioneta, fue sorprendido por dos asaltantes armados que cruzaron la calle y lo interceptaron.

Al percatarse de la situación, intentó escapar corriendo. Sin embargo, los agresores lo alcanzaron a los pocos metros y le sacaron un celular, dinero en efectivo y las llaves de la Volkswagen Amarok gris, con la que huyeron rápidamente.

Tras ser víctima del robo, se dirigió a pie hacia el local de Luis, un comerciante un amigo suyo que tiene su negocio ubicado en avenida de Mayo y Agustín de Elía, en pleno centro de Ramos Mejía y a solo diez cuadras del kiosco en el que fue asesinado Sabo el 7 de noviembre de 2021.

Un comerciante baleó en la cabeza a un delincuente que le robó la camioneta a un amigo suyo.
Un comerciante baleó en la cabeza a un delincuente que le robó la camioneta a un amigo suyo.

Apenas empezó a contarle lo que había sucedido, ambos vieron pasar la camioneta que había sido robada segundos antes. Fue entonces que Luis, que es legítimo portador, salió a la calle, los apuntó con un arma y les gritó que se detuvieran.

Como los delincuentes continuaron con su huída, el comerciante hizo tres disparos, uno de los cuales impactó en la cabeza de uno de los asaltantes. La camioneta chocó contra tres vehículos estacionados y, dentro de ella, quedó el joven gravemente herido, mientras que su cómplice descendió y logró escaparse. Aún continúa prófugo.

Cuatro patrulleros y una ambulancia se hicieron presentes en la escena del crimen, que fue acordonada para que miembros de la Policía Científica hicieran las pericias correspondientes. El delincuente herido, por su parte, fue trasladado de urgencia al Hospital de Agudos Paroissien, donde ingresó con pérdida de masa encefálica y donde luego murió.

Interviene en la causa el fiscal José Luis Maroto, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 del Departamento Judicial de La Matanza, quien le tomó declaración testimonial al comerciante, aunque no adoptó ningún temperamento legal, al considerar que actuó en legítima defensa.

En las próximas horas, el funcionario judicial enviará el expediente a la UFI Temática de Homicidios Dolosos.

Comentarios