17 de noviembre de 2021
Causa Judicial
Interés General

Familiares y amigos de dos policías detenidos en Berisso confirman que las pericias no tienen similitud con la sentencia

Se trata de los oficiales de seguridad José Cáceres y Ernesto Conti.
Se trata de los oficiales de seguridad José Cáceres y Ernesto Conti.

Familiares, amigos y allegados de los policías José Cáceres y Ernesto Conti, piden que se revea la condena por la cual ambos están en prisión, lo de que fueran encontrados culpables por el fallecimiento de Ariel Cannizzo, ocurrido entre el 22 y 23 de octubre de 2011 en una Comisaría de Berisso.

En ese marco, sostienen que las pericias que se realizaron van en contra de la sentencia con ellos. Por otro lado, señalaron que "no vamos a parar de hacer pública la situación", al tiempo que expresaron que ambos "ya estaban condenados antes de que sean juzgados, porque nada coincide con que ellos sean culpables, la parte acusadora entiende que existe una golpiza la cual es desmentida por un centenar de testigos y por la propia asesoría pericial".

Lo que sostienen los allegados a los oficiales es que la asesoría pericial determinó que no existe signos de ataque ni de defensa por parte de los uniformados y Cannizzo, y que, a pesar de ello, no le alcanzó al Tribunal que entendió que la verdad fue la que dijo al testigo que había robado una moto momentos antes de su detención.

Al mismo tiempo acusan también al hermano del joven fallecido, a quien señalaron que tiene antecedentes penales y que su relación con la policía no era muy afectiva. Asimismo, advirtieron que los jueces "le creyeron al perito de partes, pago por la querella, quien en su declaración dice que el fallecimiento se produjo del día 22 de octubre de 2011, un proceso de entre tres a seis horas entre el evento traumático y el deceso del paciente".

Lo que afirman desde el entorno de los uniformados es Conti y Caceres ya no tienen contacto con Cannizzo desde alrededor de las 14 horas, ya que el detenido sale de la Comisaria Berisso Tercera con destino a cuerpo médico y luego a la Comisaria Berisso Cuarta, donde cerca de las 16.30 horas queda alojado.

En otro orden de cosas, sostienen que "no se entiende cómo si el propio perito dice que el proceso fue por un lapso de tres a seis horas, por ende, el suceso traumático debió haber ocurrido como máximo 19 horas o 22 horas", argumentando que tanto Conti y Caceres perdieron de vista al detenido a las 14 del día anterior.

Por último, sentenciaron que "nada cierra del tema, por eso sostenemos que se trata de una acusación falsa contra los uniformados. Recordemos que la asesoría pericial desmiente el golpe. Pero parece que un perito pago pesa más que los dichos de los propios peritos de la Corte".

Comentarios