17 de noviembre de 2021
Causa Judicial
Política

Los negocios turbios de Matías Lammens

El ministro de Turismo y Deportes de la Nación fue denunciado penalmente en los tribunales de Comodoro Py por poseer una presunta red de cuentas offshore a su nombre y sin declarar.
El ministro de Turismo y Deportes de la Nación fue denunciado penalmente en los tribunales de Comodoro Py por poseer una presunta red de cuentas offshore a su nombre y sin declarar.

Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, fue denunciado penalmente en los tribunales de Comodoro Py por poseer una presunta red de cuentas offshore a su nombre y sin declarar.

La más reciente habría sido abierta en mayo de 2021, cuando se encontraba de viaje oficial en Madrid.

La denuncia fue radicada por la Agrupación Justicia por el Club San Lorenzo de Almagro (AJCASLA), que ya había iniciado otra causa por administración fraudulenta y el delito de lavado de activos.

La misma invoca la información publicada en redes sociales. Además, asegura que la cuenta off shore del ministro no figura en su declaración jurada de bienes y fue tramitada en el mes de mayo de este año, en el Banco UBS Europe de Madrid.

Por entonces Lammens se encontraba en España para participar de la Feria Internacional de Turismo.

El escrito de AJCASLA también denuncia la existencia de otra cuenta, que fue dada de baja en 2020, “con montos sin declarar por 1.226.162 euros, a nombre de Gala Construcciones S.A., una empresa en la que figura como vicepresidente y cuya titular es la madre del funcionario, Esperanza Núñez Barbeito”.

La agrupación denunciante también consigna que Lammens “negó la existencia de una cuenta en el exterior, así como de tener activos en el extranjero”.

Lammens es actualmente vicepresidente segundo de San Lorenzo de Almagro, club que presidió entre 2012 y 2019, cuando asumió la función pública. Allí tomó el comando del club Marcelo Tinelli, quien posteriormente pidió licencia y fue sustituído por Horacio Arreceygor.

El caso de las cuentas en el exterior de Lammens fue revelada, a principios de octubre, en la cuenta de Twitter Black Pajarita.

No es la primera denuncia que recibe Lammens por tener activos no declarados. El ministro de Turismo integra numerosas sociedades. Sin embargo, al momento de su designación en dicha cartera sólo tenía registrado a su nombre un Volkswagen Golf modelo 2004.

La empresa principal de Lammens es su distribuidora de bebidas, con sede en el barrio de Boedo. Además, está registrado en otras cuatro sociedades: Tango 3, en la que aparece como responsable; Ñuke Mapu, en la que no se precisa su función; Construcciones Gala, donde revista como director titular y Payac, donde cumple esa misma función.

A excepción de Ñuke Mapu, en el resto de las sociedades aparece registrado como empleado, lo cual no puede dejar de asociarse con una maniobra fraudulenta para evitar o reducir el pago de impuestos.

Esto lo dejó a salvo, por ejemplo, de ser incluído en el Impuesto Extraordinario a la Riqueza, con la complicidad de la AFIP.

Por el contrario, aunque sus negocios son florecientes, cuenta con un importante historial de cheques emitidos y rechazados. Dos de ellos fueron librados en favor del Club San Lorenzo de Almagro, por más de 2 millones de pesos en su momento.

Si bien Lammens le pagaba al club que presidía con cheques sin fondos, no dejaba pasar en cambio la oportunidad de lucrar aprovechando esa posición privilegiada.

No sólo con las transferencias de jugadores, en la que ya le han puesto la mira, sino también en la compra directa de productos de sus propias empresas por parte de la entidad.

Así, por ejemplo, en el mes de septiembre San Lorenzo recibió un cheque del Club River Plate. Una parte importante del mismo, 412.912 de pesos, fueron utilizados por Lammens para comprar vinos de su distribuidora.

Es de hacer notar que, por entonces, San Lorenzo acumulaba más de 100.000.000 de pesos en cheques rechazados.

A las causas ya señaladas, Lammens suma también un juicio iniciado por la Dirección General de Rentas de Río Negro por gravámenes impagos.

Tampoco Lammens dejó de aprovechar su cargo como ministro para beneficiarse; Ñuke Mapu SRL formó parte del grupo de empresas que gozó de los beneficios del ATP, en el contexto de pandemia, que le significó que el Estado se hiciera cargo del 50 por ciento del salario de sus empleados.

Esto a pesar de que, para abril del 2020, esa empresa acumulaba más de un millón de pesos en cheques rechazados. Matías Lammens, un emprendedor exitoso.

Comentarios